Archivo de la etiqueta: Cáceres

El complicado callejero cacereño

Los nombres de las calles, así como los criterios para otorgarlos o cambiarlos, son tan aleatorios como la voluntad de aquéllos que poseen la responsabilidad de hacerlo. Desde hace unos años, como consecuencia de la aplicación de la conocida como Ley de la Memoria Histórica (2007), el Ayuntamiento ha procedido a eliminar del callejero cacereño los últimos nombres que hacían referencia al régimen franquista y la guerra civil, sustituyéndolos por otros con mayor o menor acierto.

Que las calles y plazas cambien recurrentemente de denominación no es una moda que se nos haya ocurrido ahora. Suele suceder que tras la sustitución de un régimen político por otro, la primera medida que suelen adoptar los ayuntamientos es borrar toda referencia al gobierno anterior, cambiando los nombres de calles y plazas por otros más acordes con la nueva situación. Pero la tradición popular es también en buena medida responsable de la mudanza del nomenclátor de las calles, y sobre todo de que, a pesar de los nombres oficiales, se mantenga en el imaginario colectivo la denominación original y castiza. El callejero de Cáceres es un buen ejemplo de ello, por eso os invito a que recorramos juntos el plano de la ciudad y descubramos cómo se llamaban algunas calles, plazas, travesías…, quizá no hace muchos años, y por qué nombre se las conoce hoy. Entre paréntesis indico la fecha desde la que se comienza a denominar así a la vía en cuestión.

CALLE+14+ABRILBLOG

Plaza del Mercado, Plaza de la Feria, Plaza de la Villa = Plaza de la Constitución = Plaza de España = Plaza Mayor (1931) = Plaza del General Mola (1937) = Plaza Mayor (1990)

Atrio del Corregidor = Foro de los Balbos (s. XX)

Plazuela del Marqués de Camarena la Real = Plazuela de la Generala = Plaza de Muñoz Torrero (s. XIX) = Plazuela del Obispo Dr. Segura (1927) = Plazuela de Caldereros

Piñuelas Bajas = Barcelona = Defensores del Alcázar de Toledo (1936) = Gran Vía (1990)

Piñuelas Altas = Plaza de Publio Hurtado (1922)

Corredera de San Juan (s. XVI) = Plaza de San Juan

Plaza del Sol = Plaza del doctor Durán (s. XX)

Travesía de San Juan = Felipe Uribarri Vergel (s. XX)

San Juan (s. XVI) = San Pedro (s. XVII) = Capitanes Galán y García Hernández (1931) = San Pedro (1936)

Calleja concejil = Santo Domingo Soriano = Clavellinas (s. XIX)

Plaza de los Pucheros* = Plaza Marrón

Callejón de la Churreta* = Aperadores

Camino Llano y Gordillo (s. XVI) = Camino Llano (s. XVII) = Calle Real = Casas de Carrasco (s. XVIII) = Camino Llano

Rabo de Gato (s. XVII) = Roso de Luna (1931) = Javier García Fernández (1937) = Falangista Javier García (1938) = Roso de Luna (1990)

Grajas (s. XVI) = Donoso Cortés (1918)

Carniceros (s. XVI) = Luis Sergio Sánchez (1918)

Solanas (s. XVI) = Pizarro

San Telmo = Gallegos (s. XVI)

Horno de Ribera = Horno de Hernando de Ulloa (o de Ovando) = Horno (s. XVI) = Hornos (s. XIX)

Plazuela de los Herradores = Soledad

Altozano = Potro de Santa Clara = Plazuela de Santa Clara (s. XVII) = Leocadio Durán (1931) = Santa Clara (1936)

Nueva = Condes = Tomás Meabe (1931) = Condes (1936)

Portería = Callejón del Gallo (s. XX)

Judería Vieja = San Antonio de la Quebrada (s. XV)

Plaza de Armas = Plazuela de los Gitanos = (desaparecida)

Barrio Gitano = Calleja del Moral

Cuesta de la Fuente = Fuente Concejo

Cuesta del Camarero (s. XVI) = Cuesta del Río (s. XVIII) = Cuesta del Marqués (s. XIX)

Plaza del Marqués de Santa Marta (s. XVIII) = Plaza de San Jorge (s. XX)

Portería del Convento de Jesús (s. XVI) = Amargura (s. XVIII)

Pedro Topete = Calle de la Gloria

De la Rúa = De la Feria = Tiendas = de las Comedias (s. XVII) = Tiendas = Hernán Cortés (s. XX) = Tiendas

Horno de Corbacho (s. XVII) = Hornillo (s. XVIII)

Arco del Rey (s. XVII) = Arco de España (1931)

Castañeda o Zapatería Vieja = Gabriel y Galán (s. XX)

Roco de Godoy (s. XVI) = Godoy (s. XVII) = Francisco de Godoy (2007)

Cuesta del Maestro (s. XVII) = Cuesta del Maestre

Villalobos de Carvajal (s. XVI) = Villalobos (s. XVII)

San Lázaro (s. XVI) = Picadero (s. XVIII)

Maderuelo = Calle de Rómulo (1931) = Madruelo = Trav. de Tenerías Altas (2001)

Calle del Picón (s. XVI) = Diego de Roa (s. XVI) = del Organista (mediados s. XVI) = Juan de Sande (finales s. XVI) = Sande (s. XVII)

Santiago de Corbachos o calleja del Horno = Oscura (s. XVI) = Camberos (s. XVII)

Calle de la Audiencia (1791) = Muñoz Chaves

Juan de la Peña (s. XVI) = del Teatro* = Calle Peñas o de Peña

Barrio de los Peces = Plaza de las Canterías

Cura Guzmán = Moreras

Cuatro Esquinas* = Plaza del Duque (s. XIX)

Hospital (s. XVI) = Sancti Spiritus (s. XVIII) = Sancti Espíritu (s. XIX)

Calle de los Caños o los Escaños = San Justo

Olleros (u Ollería) = de los Mártires = Moros (s. XVII) = General Margallo (1893)

Trav. de Moros = Palafox (1893)

Capitán Luna (1936) = Ceclavín (2007)

General Varela = Río Elba (2007)

General Queipo de Llano = Río Po (2007)

Afueras de José Antonio (1937) = Padre Bayle

San Bartolomé = Cuesta de la Tía Aquilina* = Santa Gertrudis Alta = Santa Gertrudis

Santa Gertrudis Baja = Martín Cerezo

Matadero (s. XV) = Juan Caramaño (s. XVI) = Barrio Nuevo (colación de San Juan) = Zurbarán

Travesía de San Felipe = Gran Capitán (s. XX)

Barrio Nuevo (colación de Santiago) = Canalejas (1904) = José Antonio Primo de Rivera (1937) = Barrio Nuevo (1990)

Gutierre Tomaso = Valdés (s. XVI)

Calle de las Ruizas (s. XVI) / Cadena (s. XVII) = (integradas en la) Plaza de la Concepción (s. XIX)

Empedrada (s. XVI) = General Ezponda (s. XIX)

Portería de Santo Domingo (s. XVI) = Andrada (s. XVI) = La Machacona* (S. XIX)

Horno de Pizarro = Calle de la Mancebía = de la Cruz (s. XVIII)

Bernal Díaz = Panera (s. XVI)

Pintores (s. XVI) = Alfonso XIII (1893) = Pablo Iglesias (1931) = Pintores (1936) = Alcázar de Toledo (1937) = Generalísimo Franco (1937) = Pintores (1990)

Maestro Sánchez Garrido (s. XX) = Travesía de Pintores

Corte o Cortes (s. XVI) = Moret (s. XX)

Travesía de Parras = Sánchez Varona (s. XX)

Parras (s. XVII) = Cervantes (1905) = Parras

Piedad Baja = Maestro Ángel Rodríguez / Alzapiernas

Peña Redonda = Plaza Italia (1939) = Plaza del alcalde Antonio Canales (1990)

Resbaladero (s. XVI) = Barrio de Busquet (s. XVIII)

14 de Abril (1931) = 18 de Julio (1936) = Cayo Norbano Flaco (2007)

Santa María de la Cabeza = Huesca (2007)

Barrio del Resbalón = Casas de Cotallo (s. XIX)

Afueras de San Antón de los Escambrones = San Antón

Comandante Manuel Sánchez Herrero (1938) = Comandante Sánchez Herrero (1990)

Corredera de la Ronda = Ceres, Alfonso IX y frente al Hospital Provincial

Paseo de las Afueras de San Antón = Paseo de San Juan del Puerto = Paseo de San Antón (1896) = Paseo de Cánovas (1897) = Avda. del 2 de Mayo = Avda. de Luis Armiñán y Pérez (1913) = Avda. de la República (1931) = Avda. de Lerroux (1933) = Paseo de Asturias (1936) = Paseo de Cánovas (1936) = Paseo de Calvo Sotelo (1936: hasta la estatua de Muñoz Chaves) = Avda. de España

General Yagüe = Obispo Ciriaco Benavente (2007)

Plaza del Alférez Provisional = Plaza de Hernán Cortés (2007)

Paseo de las Acacias = Avda. Virgen de Guadalupe (s. XX)

Cuesta de Mirín* = Motril

Calle de la Pulmonía* = Gómez Becerra

División Azul = Tintoretto (2007)

Carretera de Monroy = Avda. Héroes de Baler

Trav. Héroes de Baler = Calle de la Cruz Roja (2007)

Camino de Trujillo = Avda. de los Quijotes = Avda. de la Universidad (1993)

Ronda del Cementerio = Avda. del Perejil = Avda. de las Delicias

Ronda del Hospital = Avda. del Regimiento de Infantería (1935) = Avda. de Ramón y Cajal

Cerro del Teso = Paseo del Rollo = Paseo Alto = Paseo de José Ibarrola (1938)

Era o ejido de los Mártires = Plaza del Perejil o de las Delicias (1931) = Plaza del Regimiento Argel (1939) = Plaza de Argel

Libertad (1931) = Hermandad (1938)

Belchite (1940) = Zaragoza (2007)

Carretera de Aguas Vivas = Brunete (1940) = Calatayud (2007)

La Ronda* = Avda. de Hernán Cortés (s. XX)

Trav. Botánico Mateo Rivas = Abilio Rodríguez Rosillo (1991)

Carretera de Mérida o de la Estación = Avda. de Alemania (1939)

Carretera de Medellín = Avda. de Antonio Hurtado / Avda. de Cervantes

Fuente del Lápiz* = Plaza de América = Cruz de los Caídos*

Avda. de Mayo (1931) = Avda. Virgen de la Montaña (1936)

Tarrasa = Fernando Bravo (2001)

Plaza de Falange (1941) = Plaza de los Conquistadores = Plaza de Colón*

Paseo de Ronda = Reyes Huertas

Ronda del Carmen Baja = Profesor Hernández Pacheco

Calleja de Mansaborá = Fuente Fría

Avda. de Millán Astray = Avda. Pablo Naranjo Porras (2001)

(*) Nombre no oficial, por el que durante algún tiempo fue conocida popularmente.

pequeno-coello

El órgano de Garrovillas

GARROVILLAS-ORGANO

Muy pocos conocen que en la iglesia parroquial de Santa María de la Consolación, en Garrovillas de Alconétar —localidad distante unos 38 kms. de Cáceres—, se conserva uno de los órganos más antiguos de Europa. Seguramente se fabricara durante el reinado de los Reyes Católicos (14741504), aunque la primera referencia documental del mismo es del año 1578, cuando se pagaron 6.000 maravedís al organista Fransico Díaz por repararlo. En 1621 se restauró por segunda vez, en esta ocasión por 2.550 maravedís que recibió Juan Amador el Viejo, que vivía en la cercana Brozas.

Al menos desde el siglo XV, Garrovillas se convirtió en uno de los focos más importantes de maestros y músicos de Extremadura, bajo el patrocinio de los condes de Alba de Aliste. Destacaron, entre otros, Domingo Marcos Durán (c. 14651529), uno de los mejores teóricos musicales del Renacimiento español, y fray Juan de Garrovillas, misionero nacido en la localidad en 1535.

A continuación, podéis escuchar íntegro el concierto ofrecido el pasado mes de marzo con motivo del I Congreso Nacional sobre la Órdenes Militares en Extremadura, que tuvo lugar en Garrovillas de Alconétar.

Para saber más: Emilio G. Barroso: «Los órganos de Garrovillas», HOY (31/07/2012).

La odisea del capitán Boyton

En el mes de enero de 1878, el capitán del ejército estadounidense Paul Boyton (18481924) protagonizó una singular aventura: recorrer el cauce del río Tajo, desde Toledo hasta su desembocadura en Lisboa, enfundando en un traje de caucho impermeable que él mismo había diseñado.

Captain Paul Boyton

Pincha aquí pare ver un interesante documental que describe la travesía del capitán Boyton a su paso por la provincia de Cáceres.

Servicios de predicción meteorológica

Os recomiendo algunas páginas para consultar la previsión del tiempo, ajustadas a la ciudad de Cáceres. Si mañana por la mañana se os olvida coger el paraguas, no será porque no estábais advertidos.

· www.aemet.es: portal de la Agencia Estatal de Meteorología, incluye la predicción para seis días, alertas (calor, lluvia, viento y nieve), índices de radiación ultravioleta, polen, etc.

· www.eltiempo.es: predicciones más detalladas, por horas (temperatura, precipitaciones y viento); y noticias proporcionadas por expertos meteorólogos, como José Antonio Maldonado, Mario Picazo, etc.

· www.windyty.com: mapa mundial con datos a tiempo real sobre vientos, temperaturas, precipitaciones y presión atmosférica, con posibilidad de obtener previsiones para una semana.

aemet

Estudios de Geoarqueología en Extremadura

Aprovecho la ocasión para recomendar la magnífica página web de mi buen amigo Juan Gil Montes, profesor jubilado de la asignatura de Geología en el I.E.S. El Brocense y principal promotor del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara. A través de una serie de artículos, analiza y detalla algunos aspectos de la geología de la ciudad de Cáceres y sus alrededores que hemos tratado en clase:

«La geodiversidad cacereña: su vinculación con los primeros asentamientos humanos»

«Geología del Calerizo de Cáceres»

«Los Barruecos»

Geología-Calerizo

Puedes descargarte el mapa geológico de Extremadura pinchando aquí.

José de Carvajal y Lancaster

Nuestro personaje puede ser considerado uno de los hijos más ilustres que ha tenido Cáceres, donde nació en 1698, en el seno de una de las más linajudas familias de la villa. En efecto, sus padres serían luego condes de la Quinta de la Enjarada y su hermano mayor les sucedería tiempo después en los títulos de duque de Abrantes y de Linares, marqués de Valdefuentes y otros.

67929519

Estudió en el prestigioso colegio mayor de San Bartolomé en Salamanca, del que durante los siglos XVI al XVIII salió la inmensa mayoría de la clase dirigente de Castilla, licenciándose en leyes, con una aplicación poco común en personas de tan alta calidad nobiliaria.

Sirvió primero como oidor (magistrado) de la Real Chancillería de Valladolid, de la que llegó a ser decano. Luego fue nombrado ministro togado del Consejo de Indias, lo que le supuso tener que marchar a la Corte, es decir, a Madrid.

A partir de este momento su actividad pública va a centrarse en labores de carácter diplomático, y asiste como segundo plenipotenciario a la dieta imperial que había de resolver el importante asunto de la sucesión a la corona del Imperio a la muerte del emperador Carlos VI (el antiguo archiduque Carlos de la guerra de Sucesión española), quien no había dejado hijos varones. Los informes jurídicos del cacereño lograron la elección como emperador del duque de Baviera, aliado y candidato del rey de España. Este éxito disparó la fama de Carvajal, quien a su regreso a Madrid fue ascendido en el seno del Consejo de Indias.

Poco después, el marqués de la Ensenada, ministro de Felipe V, lo introdujo en el entorno del Príncipe de Asturias, el futuro Fernando VI, circunstancia ésta que habría de ser decisiva en su carrera política.

En 1746, pocos meses antes de su muerte, Felipe V lo nombró presidente de la Junta de Comercio y Moneda, importante organismo en materia económica en aquellos momentos; y a finales del mismo año, muerto ya ese monarca, su hijo y sucesor Fernando VI lo designa decano del Consejo de Estado y, poco después, secretario de Estado, uno de los cargos más relevantes de la monarquía española, ya que de él dependía la política exterior, tan importante en aquellos momentos en que España era aún primera potencia europea. Tiempo después simultanearía este difícil cargo con la presidencia del Consejo de Indias.

Frente a la política belicista de su padre, Fernando VI prefirió seguir una dirección más pacífica, y trató de poner fin a las guerras pendientes que encontró al subir al trono. Don José de Carvajal fue en esto un eficaz instrumento, y tan pronto como la ocasión lo permitió, concertó paces ventajosas para España con sus enemigos, especialmente Gran Bretaña y Austria.

Esta política neutralista, después de tantos años de contiendas, fue sumamente beneficiosa para España, ya que permitió desviar los fondos que se destinaban a la guerra a otros fines provechosos para la economía. Carvajal y el marqués de la Ensenada fueron dos de los grandes ministros de la historia de España, y gracias a sus acertados actos de gobierno, nuestra patria pudo mantener su alto prestigio y su poder en la política internacional durante medio siglo más hasta la invasión napoleónica.

Fue don José de Carvajal un ilustrado de su tiempo, hombre culto e impulsor de instituciones culturales. Fue director de la Real Academia Española y fundador de la Real Academia de Nobles Artes, que se llamó de San Fernando en honor del rey Fernando VI.

José_de_Carvajal_y_Lancaster

Tuvo un carácter austero y algo misántropo, pero recto e íntegro, cualidades éstas que hasta sus mismos adversarios se veían precisados a reconocer.

Nuestro ilustre paisano murió soltero en el madrileño palacio del Buen Retiro en 1754, habiendo sido agraciado tiempo atrás por el citado monarca, su gran protector, con el collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro, la más preciada distinción de Europa. Su muerte causó tan honda pena a los reyes Fernando VI y doña Bárbara de Braganza, que, en señal de duelo, estuvieron varios días retirados en sus aposentos sin dejarse ver.

José Miguel Mayoralgo y Lodo y Antonio Bueno Flores: Cien personajes cacereños de todos los tiempos. Badajoz: Corporación de Medios de Extremadura, 2004, 44.

El primer Marqués de Ovando

Don Francisco José de Ovando Solís y Rol nació en Cáceres en 1693. Ingresó en el ejército y tomó parte en la Guerra de Sucesión, que por aquellos años se reñía en España. Sin embargo, cuando Felipe V reorganizó la marina, fue uno de los primeros en formar parte de los batallones de la Real Armada, lo que hoy llamamos infantería de marina.

1280px-Casa_del_Sol,_Cáceres

Declarada la guerra a Austria en 1733, se prepara la reconquista de Nápoles y Sicilia para el infante don Carlos, hijo de Felipe V y futuro rey Carlos III de España. Ovando, ya capitán de fragata, recibe la orden de tomar Brindisi. Entró una noche disfrazado en la ciudad a reconocer el terreno, y al día siguiente con ochenta granaderos se apoderó de ella, obligando a los austriacos a refugiarse en los dos castillos que la defendían. Atacó sucesivamente ambas fortalezas, logrando rendirlas, y se ganó el favor de los vecinos castigando severamente a algunos de sus marineros que habían cometido un robo. El propio arzobispo le envió ricos presentes, que Ovando no quiso para sí y le rogó que los llevara al hospital donde había más de cien hombres enfermos de los buques a su mando.

trtimg_castello-brindisi-1-large94

Fue muy comentada esta victoria y el propio rey Carlos le concedió en octubre de 1734 el título napolitano de marqués de Castell Brindisi que luego, a petición suya, pasó a denominarse marqués de Ovando.

Es enviado a América y allí preparó minuciosamente un plan para recuperar la parte de Florida usurpada por los ingleses, que no llegó a ejecutarse. Fue destinado a Cartagena de Indias, donde le sorprendió el asedio de una poderosa escuadra británica. En uno de estos combates murió el famoso almirante don Blas de Lezo, y Ovando reclamó el mando de la escuadra como oficial de mayor rango y antigüedad, pero el virrey Eslava se lo denegó por no tener la graduación de general.

Ataque_Cartagena_de_Indias

Finalmente, los ingleses fueron derrotados, y Ovando recibió la orden de regresar a España, donde escribió una crónica del sitio de Cartagena de Indias, que acrecentó su fama como marino.

Ascendió al alto empleo de jefe de escuadra (equivalente al de mariscal de campo en el ejército de tierra), el marqués de la Ensenada le encomendó el mando de la escuadra del Mar del Sur, por lo que Ovando partió hacia Perú e inspeccionó el estado lamentable en el que se encontraba aquella flota. En 1745 fue nombrado capitán general interino de Chile, desde cuyo cargo chocó con el virrey del Perú, de quien dependía. Tras su cese, continuó su labor inspectora.

En octubre de 1746 padeció los efectos del terrible terremoto que destruyó el puerto del Callao y ocasionó enormes destrozos en Lima. El marqués de Ovando fue muy diligente en prestar auxilio a los necesitados y colaboró en las tareas de reconstrucción.

Poco después recibía el nombramiento de capitán general de las islas Filipinas y de presidente de la Real Audiencia de Manila. Marchó a Méjico, pero perdió el galeón de Acapulco que había de llevarle a aquel remoto archipiélago. Durante su estancia en la Nueva España casó con doña María Bárbara de Ovando Ribadeneyra, con quien no tenía parentesco, a pesar de su apellido.

En julio de 1750, el marqués de Ovando tomaba posesión en Manila de sus altos cargos, en los cuales desplegó mucha actividad: reparó la flota; creó una compañía de comercio, que serviría de base para la constitución de la Real Compañía de Filipinas años después; reorganizó la Real Hacienda; fundó diversas poblaciones, a una de las cuales llamó Ovando; y mantuvo guerras contra los piratas joloanos y moros, así como con algunos sultanes de la zona, aunque con otros firmó tratados de amistad y de comercio.

Pero Ovando estaba enfermo y pidió el relevo. En 1754 llegó su sucesor y él se embarcó con su familia para regresar a Méjico, a donde nunca llegaría, pues falleció en diciembre de 1755 cuando navegaba a la altura del golfo de California, siendo su cuerpo arrojado al océano.

Fue devoto de la Virgen del Buen Fin, venerada en el convento cacereño de Santa Clara, y mandó fundar en su villa natal una escuela de matemáticas con unas pagas atrasadas que se le debían, las cuales nunca llegaron a cobrarse, pero que revela su propósito de beneficiar en lo que pudo a la tierra que lo vio nacer.

santa_clara

José Miguel Mayoralgo y Lodo y Antonio Bueno Flores: Cien personajes cacereños de todos los tiempos. Badajoz: Corporación de Medios de Extremadura, 2004, 43.