Comentario de una pirámide de población (España, 2012)

piramide

Podemos considerar una pirámide de población como una variedad de un histograma de frecuencias: un gráfico doble de barras horizontales que muestra la estructura por sexo y edad de una población cualquiera en un momento determinado, en este caso, de la población española en 2012, según los datos que nos proporciona el Instituto Nacional de Estadística. En el eje vertical se representan los distintos grupos de edad, ordenados de manera ascendente y agrupados de cinco en cinco años, y en el eje horizontal, los efectivos de población, en tantos por ciento sobre el total.

Estructura por sexo. Como es habitual, nacen más varones que mujeres: la barra de los 0-4 años es más larga en el lado izquierdo, correspondiente a los varones. La superioridad numérica masculina se mantiene hasta los 50-54 años, y, a partir de entonces, predominan las mujeres, de modo que al final, los efectivos de las ancianas son considerablemente superiores a los de los ancianos.

Esta situación viene motivada por la mayor esperanza de vida de las mujeres, ya que, por motivos hormonales e inmunológicos, poseen una mayor fortaleza biológica. En cambio, los hombres han sufrido tradicionalmente un estilo de vida distinto que entraña mayor riesgo: participación directa en las guerras; trabajos de mayor dureza, desgaste físico y probabilidad de accidentes; hábitos menos saludables (alimentación desordenada, consumo en exceso de alcohol, tabaco), menor cuidad por su salud, y más accidentes en carretera. No obstante, en la actualidad, estas diferencias tienden a reducirse, debido a la aproximación del estilo de vida entre ambos sexos.

Estructura por edad. La pirámide tiene forma de urna, característica de una población regresiva y envejecida: los jóvenes (menores de 14 años) representan sólo un 15 % y los ancianos (mayores de 65) están por encima del 18 %. Hay que tener en cuenta que una población se considera joven cuando el porcentaje de jóvenes (0-14 años) supera el 35 % y envejecida, cuando el porcentaje de ancianos (65 años y más) supera el 12 %.

La base de nuestra pirámide es estrecha porque el porcentaje de jóvenes es muy reducido debido a la baja tasa de natalidad, apreciándose sólo una ligera recuperación en los últimos diez, causada por la población extranjera. Por el contrario, la cima de la pirámide es ancha, porque el porcentaje de ancianos es elevado. Los motivos de este envejecimiento de la población española son varios: la elevada esperanza de vida —82 años en 2012 (siendo de 79 años para los varones y de 85 años para las mujeres)—, que ha incrementado el número de ancianos; el brusco descenso de la natalidad desde 1975, que sólo se ha recuperado ligeramente en los últimos diez años, debido a la inmigración extranjera; y la emigración de épocas pasadas, que no se ha visto compensada por la reciente inmigración.

Los entrantes y salientes del perfil de la pirámide muestran la repercusión demográfica de determinados hechos históricos en los últimos cien años. Empezando por la cima, podemos distinguir:

En el sector de población entre 70 y 75 años hay un entrante (visible en la barra izquierda, del contingente femenino) motivado por la reducción de la natalidad durante la Guerra Civil y por el exilio de miles de personas tras el conflicto (1936-1942). Se trata de la conocida como generación hueca o no nacidos durante el citado periodo.

El sector de población que cuenta entre 54 y 40 años (nacidos entre 1958 y 1972) se corresponde con el baby boom cuyo inicio señalamos con el final de la autarquía (Plan de Estabilización de 1959) y el comienzo de una nueva etapa de desarrollismo económico: reducción de la mortalidad debido a la mejora de la medicina, extensión de la seguridad social, generalización del nacimiento en clínicas, progreso de la pediatría y mejora del nivel de vida.

A continuación, el crecimiento demográfico tiende a estabilizarse. La extensión del modo de vida urbano y la progresiva incorporación de la mujer al mercado laboral obliga a reducir el tamaño de las familias, que sumado a la crisis económica de 1975, provoca un descenso de los nacimientos. Entre 1994 y 2012, la tendencia al retroceso de los efectivos demográficos se interrumpe e incluso se produce una ligera recuperación, motivada por la inmigración extranjera que aportó más mujeres en edad de tener hijos y con una fecundidad más alta que la de las mujeres españolas. No obstante, este crecimiento tampoco garantiza el relevo generacional, por encontrarse el índice de fecundidad todavía muy alejado de los 2,1 hijos por mujer.

Las consecuencias del progresivo envejecimiento de la población española no son sólo de carácter demográfico, por el consecuente descenso de la natalidad y aumento de la mortalidad, sino también económicas y sociales. El envejecimiento reduce la población activa e incrementa el gasto en pensiones, ya que éstas se financian con las aportaciones de los trabajadores en activo. También aumenta el gasto sanitario, al consumir los ancianos más medicamentos, visitas médicas y estancias hospitalarias. Por otra parte, la dependencia de los ancianos supone mayores cargas familiares y demanda de residencias, que actualmente son insuficientes.

El panorama demográfico español es sombrío y las soluciones que se plantean sólo servirían para mitigar en parte el impacto de este envejecimiento de la población: recurso a la inmigración extranjera, que aportaría población joven, mayor natalidad y cotizaciones para las pensiones, pero también supondría pérdida de cierta identidad cultural, xenofobia, etc.; retraso en la edad de jubilación, supresión de las prejubilaciones y reforma de las pensiones; recortes en el gasto sanitario, etc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s