Johann Sebastian Bach y el jazz

Desde mediados del siglo XX, las obras barrocas han sido una fuente de inspiración recurrente para numerosos músicos de jazz. Y es que en este estilo, la gran libertad interpretativa se apoya sobre una sólida base armónica y rítmica, similar a la del bajo continuo barroco.

Una de las obras barrocas preferidas son las Variaciones Goldberg, compuestas por J. S. Bach en 1741 por encargo de un conde, para que su clavecinista, llamado Johann G. Goldberg (17271756), se las interpretara en sus noches de insomnio.

En 1955, el pianista Glenn Gould (19321982) realizó una genial interpretación de las mismas; a partir de entonces, muchos músicos de jazz se fijaron en ellas y crearon numerosas versiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s