Un par de conciertos barrocos

Una de las forma instrumentales más características del Barroco fue el concierto. Constaba de tres movimientos contrastantes (allegro, lento y allegro). El concerto grosso era interpretado por un grupo de solistas o concertino (generalmente violines), que establecía un diálogo con la orquesta, llamdo tutti («todos»). En el concerto a solo, sin embargo, el diálogo se establecía entre la orquesta y un único instrumentos solista, como es el caso de los dos conciertos que podemos escuchar a continuación: el primero, de T. G. Albinoni (oboe) y, el segundo, de G. P. Telemann (trompeta).

Anuncios

2 Respuestas a “Un par de conciertos barrocos

  1. Me ha gustado más la música de Albinoni, la primera. Pero de la segunda me ha sorprendido que ninguno de la orquesta está sentado, a excepción de los instrumentos de cuerda más pesados, y que el público les puede ver y escuchar situados en círculo alrededor de la orquesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s