La batalla de la Albuera

El 16 de mayo de 1811, tropas francesas provenientes de Sevilla y dirigidas por el mariscal Soult se aproximaron a la ciudad de Badajoz con el propósito de romper el cerco al que los aliados la sometían desde hacía apenas una semana. Pero antes de que pudieran atisbar las murallas que se yerguen sobre el Guadiana, el mariscal Beresford reunió un contingente de tropas españolas, británicas y portuguesas que salieron al encuentro de los franceses, plantándoles cara en los llanos que rodean La Albuera.

Las fuerzas españolas estaban al mando del general Joaquín Blake, quien contaba con la inestimable compañía del general Castaños, el héroe de Bailén. En total, el ejército aliado lo componían unos 14.600 españoles, 10.000 británicos y 10.000 portugueses. Frente a ellos, las fuerzas de Soult, aunque menores en número (sumaban unos 24.200 hombres), superaban a sus enemigos en habilidad táctica y experiencia en el combate.

32

La batalla comenzó cuando Soult lanzó en un ataque frontal sobre el pueblo a cuatro compañías de ulanos —los temidos jinetes lanceros polacos—, que cruzaron el río y sembraron el caos entre las filas aliadas. Pero esta primera embestida no era más que una estratagema para desviar la atención de los aliados, mientras el grueso del ejército francés se desplazaba hacia el sur con la intención de acometer una maniobra envolvente sobre su adversario.

Sin embargo, el coronel alemán Bertold Schepeler, que años atrás había combatido a las órdenes de Soult y ahora formaba parte del ejército aliado, advirtió las intenciones del mariscal francés y hubo tiempo suficiente para movilizar las tropas que pudieran repeler el ataque. A partir de entonces todo se complicó y ambos ejércitos entablaronn una dura batalla, sucediéndose toda una serie de maniobras que no entraremos a detallar, por no aburrir. La lluvia y el granizo hacieron acto de presencia, dificultando aún más la acción de soldados y jinetes, que tuvieron que combatir empapados y manchados de barro hasta las trancas. Con la niebla y el humo de la pólvora, la visibilidad se hizo casi imposible, y en más de una ocasión tanto aliados como franceses no se percataronn de que estban disparando contra sus propias filas. El 57º Regimiento de Línea británico fue aniquilado, y cuando su comandante, el coronel Inglis, cayó herido de muerte y le retiraban del campo de batalla, aún le quedaronn fuerzas para gritar: Die hard! Die hard! («¡Morid peleando!»). Desde entonces, a los miembros de este regimiento se les conocería como the diehards.

31El mariscal Jean de Dieu Soult (17691851)

Las bajas para ambos contendientes fueron inasumibles: más de 13.000 entre muertos y heridos, lo que hace que esta batalla sea una de las más sangrientas de la Guerra de la Independencia. Los campos de La Albuera quedaron repletos de cadáveres sin enterrar. Ambos ejércitos se adjudicaron la victoria, aunque en tales circunstancias ni unos ni otros podrían presumir de ella. Se puede considerar que los aliados obtuvieron una victoria táctica, ya que Soult dio marcha atrás y regresó a Sevilla; pero poco después británicos, españoles y portugueses tuvieron que abandonar el asedio de Badajoz, que no pudo ser tomada hasta un año después, cuando el mismo general Wellington se presentó ante sus puertas.

30Marshal Beresford disarming a Polish lancer at the Battle of Albuera, de T. Sutherland (1831). Beresford estuvo a punto de ser derribado por un ulano polaco, que fue detenido por un granadero de la escolta del mariscal.

Todos los años, el pueblo de La Albuera revive las horas trágicas de aquella batalla. Las tropas de Soult y Beresford volven a batirse frente al puente, los lanceros polacos siembran el terror entre las filas aliadas y los cañones retumban contra las formaciones de los regimientos de voluntarios españoles y portugueses. A veces las lecciones de historia no se aprenden en los libros, ya que es preciso vivirlas.

29El mariscal Beresford, acompañado de su señora y un lacayo.

28Oficial de gastadores.

27Vuestro profesor junto a las veteranas tropas de la Grande Armée y una portuguesa con bigote dispuesta a que le pidiera matrimonio.

26¿El general Castaños?

25Granaderos del Ejército Imperial.

23Las tropas invasoras del mariscal Soult.

22Regimiento de Dragones del ejército de Su Majestad.

21Las tropas británicas desfilan por las calles de La Albuera.

20Las descargas de la artillería provoca estragos en las filas enemigas.

18Batería aliada.

17Un voluntario catalán acompaña a una pareja de cazadores afanados en hacer blanco.

16Fusilero escocés cargando su arma.

15Infantería de línea británica.

14El autor de este blog junto a algunos oficiales del ejército aliado. El primero por la izquierda es Daren Norris, descendiente Thomas Norris, un británico que combatió en La Albuera con el 57th Foot Regiment (Middlesex Regiment).

13El coronel William Inglis al frente del 57º Regimiento Middlesex.

12Tropas francesas y aliadas toman posiciones en el campo de batalla.

11Tropas españolas con un estandarte donde declaran luchar por el rei Fernando VIIº.

10La Cruz de San Andrés, enseña de los antiguos Tercios, ondea orgullosa sobre los campos de La Albuera.

09La niebla y el humo provoca momentos de confusión entre ambos ejércitos, que desorientados llegan a disparar contra sus propias filas.

08La Guardia Valona cruza el puente al encuentro del invasor francés.

07Fusileros del 23º Regimiento Royal Welch.

06La artillería francesa trata de despejar el puente.

05

03La insolencia de los gabachos se pasea sobre los cadáveres de los soldados aliados caídos en la batalla.

01Confraternizando con los supervivientes de la batalla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s