Cómo me explicaron la Revolución Industrial

A veces se olvida que los profesores también tuvieron su infancia. Aquéllos que nacimos a principios de los ochenta del siglo pasado (como es el caso de vuestro profesor de Filosofía y de quien escribe estas líneas) pudimos disfrutar de una programación infantil ni mejor ni peor que la actual, pero sí mucho más educativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s