El miedo a las máquinas

A finales del siglo XVIII, los hiladores y tejedores británicos manifestaban su temor porque la introducción de maquinaria moderna en las fábricas podía dejarles sin trabajo… y no les faltaba razón: por ejemplo, la spinning Jenny, una máquina de hilar de husos múltiples, diseñada por James Hargreaves en 1764, permitía a un solo trabajador manejar varias bobinas al mismo tiempo, de modo que una persona podía hacer el trabajo que realizaban seis u ocho hiladores con la vieja rueca.

Dos siglos y medio después, sigue vigente ese miedo a que las innovaciones tecnológicas puedan perjudicar a los mismos seres humanos que un día las crearon con intenciones bien distintas. Aunque esta vez las máquinas no sólo nos arrebatarán el empleo… sino algo más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s