Archivo mensual: octubre 2015

Clasificación de las nubes

El tamaño, la forma, la altitud y la blancura u oscuridad de las nubes dependen de la temperatura, la presión atmosférica y del contenido de humedad del aire. Mediante la observación de las nubes y su evolución, podemos prever posibles cambios en el tiempo.

Cumulonimbos en yunque o nubes incudiformes

cumulonimbus

Los gandes cúmulos desarrollan una característica cabeza en forma de yunque, aplanada en la parte superior y de color oscuro. Se relacionan con tormentas y fuertes lluvias.

Cirros

15915_3_large

Los cirros altos y en forma de penacho, generalmente auguran buen tiempo, pero bajo el efecto de vientos constantes pueden traer tormentas de granizo o de nieve en invierno.

Cirrocúmulos

cirrocumulus-391236_1280

Algunas formaciones de cúmulos no crecen. Suben y se descomponen en pequeños bultos de algodón, parecidos a las escamas de los peces. Pronostican un ligero descenso de la temperatura.

Cumulonimbos

cumulonimbus

Cuando los cúmulos se oscurecen y crecen en altura, quiere decir que el aire frío condensa la humedad para transformarla en gotas, por lo que anuncian lluvia.

Cirroestratos

cirrostratus

Filamentos altos y oscuros de nubes de hielo, que pueden anunciar lluvia o nieve en las siguientes quince horas, acompañada de fuertes vientos.

Altoestratos

Altostratus_undulatus

Los cirros se pueden transformar en cirroestratos y después en altoestratos más gruesos y bajos, de color gris, que pueden dar lugar a unas primeras gotas de lluvia.

Altocúmulos

Altocumulus

Los altocúmulos son como borlas y bollos de nubes, visibles a media altura. Advierten de la presencia de lluvia o de nieve en las siguientes quince horas, si están acompañadas de viento del norte.

Cúmulos

Tienen aspecto de grandes madejas. En su parte inferior son planas y en la parte superior están redondeadas. Los cúmulos de aspecto ligero y algodonoso, que contrastan frente a un cielo azul, pronostican buen tiempo, siempre y cuando conservan su forma.

Estratocúmulos

sc7web

Capas bajas e irregulares de nubes densas, blancas o grises, que rara vez producen algo más que llovizna o una fina nieve.

Estratos

Estratos

Nubes bajas, planas y de color gris, que anuncian largos periodos de lloviznas. Los vientos fríos pueden incrementar las precipitaciones.


tipos de nubes

¡Rayos y truenos!

imagen40

Real-time lighting map es una página web que nos permite conocer en tiempo real cuántos rayos y en qué ubicación exacta del planeta han caído durante la última hora (pincha aquí para acceder).

Los instrumentos del Pórtico de la Gloria

Pórtico Virtual -Portugal- Detalles del Pórtico de la Gloria

Las esculturas del Pórtico de la Gloria (s. XII) en la catedral de Santiago de Compostela constituyen testimonios inigualables para conocer la práctica musical y los instrumentos de la época. El siguiente documental nos muestra el proceso de reconstrucción de dichos instrumentos a partir de los modelos esculpidos en piedra por el Maestro Mateo.

En este otro vídeo podéis escuchar un concierto celebrado en el coro pétreo de la misma catedral, empleando instrumentos de la época tales como el rabel, el organistrum, el pandero, etc.

La última huida de Napoleón

ile_sainte_helene_bandenigaud

En 1821 la ciudad de Nueva Orleans organizó una expedición para intentar rescatar a Napoleón Bonaparte de la isla de Santa Elena. Se encargó de organizarla un viejo pirata, Dominique You, que debía llegar hasta la prisión y llevarlo a su nuevo exilio norteamericano. Incluso el alcalde acondicionó su residencia para tenerlo como huésped. La expedición no pudo cruzar el Atlántico. Unos días antes de partir, llegó la noticia de que Napoleón había fallecido el 5 de mayo de 1821. Hoy se puede disfrutar en Nueva Orleans de una comida en honor al emperador francés. En esa residencia hay habilitado un restaurante de gran prestigio en la ciudad.

José Miguel Carrillo de Albornoz: Las hemorroides de Napoleón y otras 499 anécdotas que pudieron cambiar (o no) la historia. Barcelona: Styria, 2009, pág. 44.

4a10810a

Cómo influye el tiempo en nuestro estado de ánimo

El portal de climatología y meteorología www.4gotas.com combina interesantes artículos de divulgación científica con noticias y la previsión del tiempo. Beatriz Hervella, presentadora del vídeo blog Una gota de nube, explica en esta ocasión cómo un día frío y lluvioso puede influir en nuestro estado de ánimo para que nos sintamos tristes o más irritados de lo normal…

Cómo calcular la temperatura ambiente gracias al canto de un grillo

Durante las calurosas noches de verano suele ser habitual escuchar el sonido que emiten los grillos al frotar sus patas traseras… ese inconfundible cri-cri que en más de una ocasión, unido al insoportable calor, no nos ha permitido pegar ojo. Si queréis volver a conciliar el sueño, en lugar de contar ovejas, os sugiero contar cuántos chirridos escucháis en un minuto. Tal vez no consigáis dormir, pero al menos podréis saber qué temperatura hace.

grillo-02-blog

El profesor A. E. Dolbear fue el primero en estudiar la relación que existe entre el número de chirridos que emite un grillo y la temperatura ambiente. Cuando la temperatura es más alta, también mayor es la frecuencia de chirridos por minuto; y si aquélla desciende, el grillo aminora el ritmo de su canto.

Dolbear publicó la primera ecuación para poder calcular la temperatura a partir de los chirridos de un grillo en 1897, siendo conocida como la Ley de Dolbear:

 T (ºF) = 10 + [(N – 40) / 7]

Donde N es el número de chirridos por minuto.

Esta fórmula varía un poco dependiendo de la especie del grillo, así que Dolbear y otros científicos tuvieron que revisar y ajustar la expresión para cada especie. En nuestro país, el más abundante en parques y jardines es el grillo campestre o común (Acheta domesticus), cuya ecuación para calcular la temperatura es la siguiente:

T (ºF) = 50 + [(N – 40) / 4]

¡Ojo! El resultado de ambas ecuaciones viene expresado en grados Fahrenheit. En una entrada anterior de este blog explicábamos cómo se realiza la conversión de cualquier temperatura a la escala de Celsius.

La batalla de Waterloo